No sólo duelen los golpes

wall-1542067_640
(c) Pixabay

“El amor de verdad no duele” es el mensaje principal que los voluntarios de la Federación de Mujeres Progresistas (FMP) y los jóvenes del IES Francisco Giner de los Ríos nos llevamos a casa el pasado 30 de noviembre en la Jornada del Día del Voluntariado, un día de encuentro, reflexión y sensibilización, en compañía de Pamela Palenciano, activista y creadora del monólogo teatral “No sólo duelen los golpes”.

img_20161208_155837_258.jpg
Ilustración: No sólo duelen los golpes

Pamela nos enamoró con su actuación, su sinceridad y corazón, contándonos su experiencia sobre una relación amorosa en la que sufrió maltrato, abuso, sometimiento al poder y violencia de masculinidad patriarcal. Lo hace de una forma tan didáctica y divertida que es capaz de sensibilizar y abrir la consciencia de su público sin la necesidad de hacerlo desde dolor o desde el rol de víctima. Utilizando el análisis, la construcción y la introspección, Pamela nos muestra una manera diferente de recibir un testimonio de maltrato y hacerlo trascender.

Por medio de su discurso, Pamela consigue desmitificar el amor romántico, situando a las relaciones violentas en la realidad, haciéndonos ver cómo muchas mujeres (y hombres también, desde su papel masculino) hemos vivido alguna situación similar, en menor o mayor grado, en algún momento de nuestras vidas. Con su creatividad, nos hace reflexionar en cómo mujeres y hombres seguimos padeciendo, construyendo y manteniendo este tipo de relaciones porque la sociedad patriarcal nos ha enseñado y nos ha acostumbrado a que esto sea lo “normal” cuando no lo es.

img_20161208_155447_619.jpgPamela Palenciano y Celia Garrido contestando
las preguntas de
los asistentes al evento.
Foto @Fmprogresistas

Escuchar silencios cuando quieres explicaciones, ser vigilada constantemente porque necesitas “protección”, recibir una amenaza con las palabras más dulces, ser ignorada cuando expresas lo que sientes, recibir bromas constantes por ser mujer, escuchar quejas por como vistes, hablas, piensas o actúas… Muchas veces, aunque no existan los golpes, duelen ciertas actitudes y palabras que dejan marcas invisibles que se quedan para toda la vida y eso también es maltrato aunque no lo parezca. El amor de verdad no duele, ni física, ni emocionalmente.

img_20161130_174334.jpg  Foto: Happy Wellness

Esta jornada ha sido para mi una experiencia muy enriquecedora. Agradezco a la FMP que me hayan dado la oportunidad como Voluntaria de conocer a Pamela y su monólogo y por supuesto a Pamela por compartir  su historia. Considerándome una mujer adulta, responsable de mí misma, abierta, moderna, echada para adelante e involucrada en la lucha contra la violencia de genero, debo confesar que me tocó la fibra y me hizo abrir más los ojos respecto al tema.

Les recomiendo ampliamente ver el monólogo en vivo. Si quieres saber la programación del monólogo durante el mes de diciembre en España pincha aquí: PROGRAMACIÓN MES DE DICIEMBRE

Si no tienes la oportunidad de verlo en vivo puedes echarle un vistazo en You Tube:

Anuncios

25 Nov.iolencia

25n

 

Relaciones saludables y auto-conocimiento para prevenir la violencia

El 25 de noviembre se celebra el día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. Al rededor del mundo se realizarán marchas para sensibilizar a la gente sobre esta realidad que  aún aqueja a millones de mujeres.

La violencia de género afecta profundamente a la mujer en distintos niveles y sucede no sólo de forma física, sino sexual, psicológica o económica. Dentro de la violencia explícita se incluyen las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada. También hay formas sutiles que pasan desapercibidas como ignorar, desvalorizar, culpabilizar, anular, etc. En estos casos la violencia es un enemigo silencioso que va destruyendo la autoestima de muchas mujeres sin que se den cuenta.

Generar relaciones saludables es una gran herramienta para prevenir la violencia y generar una buena autoestima. Este tipo de relaciones están basadas en el respeto (auto-respeto y respeto al otro) propician un estilo de vida diferente, donde la empatía, la comunicación y el cariño son el principal denominador. 

Las relaciones sanas pueden darse con con la pareja, los amigos, la familia y contigo misma. La mejor manera de fomentar este tipo de relaciones es comenzando por escucharte a ti misma; reconocer quién eres, qué es lo que te gusta, que te disgusta, qué te ilusiona en la vida. Conocer quien eres y atender tus propias sensaciones, te permite conocer mejor qué necesitas, quieres y puedes hacer en cada situación. El cuerpo es el mejor indicador para darte cuenta cómo te sientes.

Regálate un momento para ti todos los días; cierra los ojos  y permítete sentir tu respiración; nota en qué situaciones está más acelerada, en qué otras se encuentra más tranquila; identifica qué te preocupa y qué te hace feliz; identifica cada situación y conecta con lo que te agrada y desagrada.

¿Cómo es tu respiración, agitada o tranquila?, ¿hay alguna parte que te duela, te pique, esté tensa o relajada?, ¿cómo es tu postura corporal?, ¿sientes frío o calor?, ¿qué más sientes? ¿en qué situaciones te sientes así?

Una vez que sepas identificar tus emociones, aprende a expresar lo que sientes o pedir lo que necesitas de forma asertiva, es decir, sin hacerte daño a ti a la otra persona. Toda persona tiene derecho a expresarse o pedir lo que necesita.

Cada vez que tu haces determinada acción, me siento …… Necesito que ……….

Lo importante aquí es que tú expreses tus emociones y/o necesidades y que la otra persona responda también con respeto, sea la respuesta que te dé. Puede que te diga que puede ayudarte o no con tu petición, pero si al hacerlo te falta el respeto o te ignora y ocurre de forma repetitiva, entonces tendrías que replantearte si te encuentras en una relación sana. Por amor a ti misma lo mejor es que mires en tu interior y te preguntes si quieres seguir en ella o no.

Si te das cuenta que te encuentras en una relación insana, donde ya existe violencia y sientes que no puedes salir tu sola de ella, no dudes en pedir ayuda. Siempre habrá un amigo, un miembro de la familia y profesionales que te puedan ayudar a salir de esa situación. ¡No estás sola!

Nunca dejes de escuchar tu voz.
¡Quiérete! ¡Cuídate! ¡Escúchate!

Te dejo esta infografía que encontré de Amnistía Internacional para que identifiques las diferentes formas de violencia hacia la mujer; como por ejemplo, las explícitas y más vistosas, como los golpes, o las  más sutiles e invisibles, como la anulación.