Bebida infusionada a la menta


©Pixabay

Una de las hierbas aromáticas de temporada es la menta y podemos introducirla en nuestra dieta sin complicaciones. Te comparto una de mis recetas favoritas para preparar agua infusionada. Esta bebida es fresca y sana, para darle un toque dulzón podemos agregar manzana picada, no es necesario agregar azúcar.

Menta:

  • Es digestiva y carminativa. Ayuda a digerir las legumbres y las comidas muy ricas en grasas. (para estómagos perezosos)
  • Se utiliza como remedio de problemas respiratorios: tos, bronquitis, congestión.
  • Es estimulante y tonificante, sin llegar a la sobre-estimulación nerviosa como el café o infusiones con teína, como el té negro. La menta está contra-indicada en el embarazo por sus efectos estimulantes, así que si estás esperando a tu bebé y buscas algún estimulante te puedo recomendar el gengibre, que además ayuda para las náuseas.


Receta:

Ingredientes:

1 1/2 de agua natural
2 ramitas de menta o hierbabuena
1/2 pepino
1/4 de manzana (*opcional)


Preparación:

Cortar  y lavar 2 ramitas de menta o hierbabuena. Pelar y cortar el pepino en rodajas finas. Podemos utilizar entre 4 y 6 rodajas. Si decidimos endulzar con manzana, 1/4 de manzana es suficiente, lavándola antes muy bien.

Llenar la jarra de agua e introducir las ramitas junto con las rodajas de pepino y la manzana si decidiste incluirla. Tapar con papel albal y dejar en el refrigerador toda la noche.

Quinoa con canela y manzana

cinnamon-1822178_1280(c) Pixabay

La quinoa es un pseudo-cereal que, como el arroz, se puede preparar en platos salados o dulces.

¿Alguna vez has probado la quinoa con un suave sabor a canela? ¡Es una delicia! Te explico como hacer un desayuno delicioso y ligero para  endulzar tus mañanas.

Ingredientes:

  • 1/4 de taza de quinoa.
  • 3/4 de taza de agua.
  • 1 cucharada pequeña de canela en polvo.
  • 1 manzana golden mediana.
  • 1/4 de taza de leche de arroz y coco.

Preparación:

Para comenzar, enjuaga la quinoa con agua en un colador para que quede bien limpia.

Después, en una cazuela, pon a  hervir el agua. Una vez que hirerva, vierte la taza de quinoa y deja que se cocine durante 15 minutos a fuego medio-bajo. Lo importante es esperar a que la quinoa absorba toda el agua y no se pegue en la cazuela. Ve dándole vueltas de vez en cuando para que esto no ocurra.

Mientras se cocina la quinoa, lava la manzana y córtala en cubitos pequeños o en rebanadas, de la manera que más te guste comerla.

Una vez cocida la quinoa, vierte la leche de arroz con coco y deja que repose 5 minutos. Si te gusta más seco sólo pon un par de cucharadas soperas.

Agrega la manzana, espolvorea la canela por encima y, si te gusta endulzar aún más, agrega azúcar de coco al gusto, miel de agave o el endulzante de tu preferencia.

Consejos extra:

También puedes, darle un toque especial agregando semillas de lino molidas.

Puedes dejar cocinada desde el día anterior, así te ahorrarás tiempo por la mañana. La única indicación, si la quieres caliente, es mezclarla con la leche de coco y arroz en una cazuela hasta que quede en su punto de temperatura.

¡Mmmm delicioso! ¡Espero que lo disfrutes! =)