¿Cómo es una clase de Hatha Yoga?

¿Te han contado sobre los beneficios del Yoga pero no te imaginas cómo sería una clase?

Para que te hagas una idea, te explico cómo sería una clase básica, tal y como las que yo imparto a mis alumnos. Dependiendo de si son principiantes, embarazadas o intermedios, voy adaptando las posturas de acuerdo a sus necesidades, pero a grandes rasgos hacemos lo siguiente:

Comenzamos con una relajación inicial, utilizando como foco nuestra respiración para desconectar del mundo exterior. Después, hacemos una secuencia de calentamiento, para evitar lesiones durante la práctica. A continuación, seguimos con una serie de posturas fijas que trabajan la coordinación, flexibilidad y fuerza de nuestro cuerpo, así como la concentración de nuestra mente. Hacemos diferentes movimientos que nos ayudan a mantener en estado saludable nuestra columna: inversión, extensión, torsión, equilibrio e inclinación lateral. Finalizamos la sesión con una relajación final, la cual nos aporta un reparador descanso, físico y mental. Ésta nos ayuda a hacernos conscientes de nuestro cuerpo y nuestro mundo interior.

Todo este trabajo se combina con ejercicios de respiración y concentración que oxigenan el organismo y nos llevan a un estado de tranquilidad profunda. El objetivo principal es crear auto-consciencia.

Espero te sirva para que te hagas una idea y te animes a entrar en este mundo del Yoga, te aseguro que notarás resultados muy beneficiosos en poco tiempo.

Gracias por leer =)

Anuncios

¿Qué tipo de Yoga practico?

 

yoga-1989646_640(c)Pixabay

No importa tu edad, ni la condición física que tengas para comenzar a ejercitarte, sólo necesitas identificar el tipo de Yoga que necesitas de acuerdo a tus necesidades. Los hay desde muy didácticos y con ayudas, para los que quieren empezar a trabajar la movilidad, el equilibro, la flexibilidad y fuerza;  y los hay muy dinámicos y estimulantes, para los que necesitan mucho movimiento.

Hatha,Kundalini,  Iyengar, Yin, Ashtanga, Vinyasa, Flow, Power, Bikram, Nidra, Restaurativo… la lista es larga. Todos tienen como base el Hatha Yoga, el más extendido y conocido como Yoga clásico, una disciplina ancestral que se comenzó a practicar en la India y se trajo a occidente a finales del siglo XIX.

Hatha Yoga
Hatha Yoga singifica: “Ha” Sol ” y “Tha” Luna. Yoga es la unión entre las dos energías opuestas del sol (actividad, calor, luz, cuerpo) y la luna (calma, frío, oscuridad, mente). Se pretende encontrar el equilibrio de ambas energías por medio de la respiración y realizando posturas de forma estática, manteniéndolas como mínimo un par de minutos. Normalmente entre postura y postura hay un relax pequeñito para ir equilibrando la actividad y la calma.

Digamos que el Hatha Yoga es como el tronco de un gran árbol que se extiende con muchas ramas que nos enriquecen con su diversidad, añadiendo nuevas formas de practicarlo, haciéndolo enriquecedor y diferente.

Otros tipos de Yoga
El trabajo del Kundalini Yoga busca despertar la energía que yace dormida en nuestro ser, utilizado el sonido como un medio sagrado para contactar con la unidad. Los mantras y cantos son muy utilizados en esta disciplina y el ejercicio físico, trabaja el cuerpo y la mente de prima muy profunda y sutil.

Algunos tipos de Yoga como Vinyasa, Power o Ashtanga tienen en común que son muy dinámicos, entrelazan las asanas, una tras otra, pareciendo una danza fluida. Cada estilo tiene particularidades que les caracterizan.

Otros estilos, como Iyengar, son muy didácticos, enfocados en la perfección de la alineación de la postura y la biomecánica del cuerpo. Se utilizan muchas ayudas como mantas, bloques, pared y silla para llegar a hacer la postura de la mejor manera. El yoga restaurativo, también utiliza muchas ayudas y es llevado a nivel terapéutico para trabajar padecimientos físicos.

El Bikram Yoga y Hot Yoga se realizan en una habitación caliente (entre 26 y 40 grados); el tipo de secuencia y temperatura varía de acuerdo al tipo de Yoga que se elija, con el objetivo de trabajar la flexibilidad y acelerar la expulsión de toxinas. Se debe tener cuidado con la deshidratación.

Existen otro tipo de disciplinas de Yoga más tranquilas, como Yoga Nidra, que se especializan en la  relajación de la mente por medio de visualizaciones; mientras que el Yin Yoga, trabaja también de forma menos dinámica pero muy profunda, sosteniendo las posturas como mínimo tres minutos con ayudas para trabajar sobre las fascias, un tejido conectivo muy importante en nuestro organismo.

En fin, pdríamos seguir sin parar… Esto es sólo una corta lista en la que te menciono unos cuántos tipos de Yoga, no cabe duda que existe Yoga para todos los gustos y necesidades. ¿Ya sabes por cuál decidirte? Déjate asesorar por un profesor de Yoga para que encuentres lo que necesitas.