¿Si estoy embarazada puedo hacer Yoga?

embarazo2

EJERCICIO RELAJANTE DURANTE LA GESTACIÓN

Durante el embarazo la mujer sufre muchos cambios físicos y emocionales que a veces pueden resultar estresantes. Una actividad física con ejercicios suaves y fluidos pueden ser muy beneficiosos a nivel físico, mental y emocional para la embarazada y al feto. Las posturas de Yoga para embarazadas son excelentes para tonificar los músculos, sobre todo los de la zona pélvica y las caderas, lo que ayudará a que sea menos doloroso el parto. Además, este tipo de ejercicios, combinados con una correcta respiración, mejoran la circulación sanguínea y relajan el sistema nervioso.

Además de aportarte un descanso reparador, las posturas de Yoga te ayudarán a activar la circulación de pies y piernas, que se hinchan bastante con el embarazo; trabajar el equilibrio que pierdes al cambiar tu centro de gravedad; aliviar dolores de espalda, y crear espacio en tus costados para que puedas respirar mejor. Además los ejercicios de suelo pélvico suelen incluirse para fortalecer esta zona que suele debilitarse.

Algo muy importante que debes tomar en cuenta es que si nunca antes habías practicado Yoga y te encuentras en el primer trimestre de embarazo es mejor que preguntes a tu médico si puedes realizar esta actividad física.  Aunque el Yoga es una disciplina muy recomendada para embarazadas, algunas mujeres necesitan más tranquilidad los primeros meses de gestación para dar oportunidad a que el bebé se asiente.  Si este tu caso, aprovecha este tiempo para bajar el ritmo, relájate, haz ejercicios de respiración y medita.  Más adelante, durante el segundo trimestre podrás comenzar con una práctica más dinámica.

Anuncios

Yoga para embarazadas

Yoga para dos.

embarazadas
Foto (c) Ser Padres

Como algunos de ustedes saben, soy instructora de Hatha Yoga y parte de mi preparación para ofrecer lo mejor de mi en las clases es continuar formándome. Por esta razón el fin de semana pasado comencé la formación de Yoga para embarazadas en Yoga Center Madrid con con la profesora Mabel Pérez Sola, en lo personal una de las mejores formadoras de Yoga que he conocido. Además de conocer profundamente sobre el tema tiene una energía que contagia, es muy alegre y servicial y nos motiva a aprender las posturas de forma correcta.

En la formación tengo compañeros profesores de diferentes escuelas de Yoga, todos muy bien preparados y motivados. Entre todos nos ayudamos para realizar diferentes asanas auxiliándonos con cinturones, cojines y mantas, y es muy divertido vivirlas como si todos fuésemos “embarazados”. Chicos y chicas llevamos una barriga artificial =) jojojo ¡puedo jurar que siento los calores de embarazada sólo de llevar pegado tantas horas el cojín a mi abdomen! Además esta sensación  me hace crear conciencia del espacio corporal que una embarazada necesita y el ritmo delicado en el que pueden moverse.

Estoy segura que al terminar esta formación me sentiré muy feliz de recibir con los brazos abiertos a mis próximas alumnas con barriguita y les daré clases con todo el mimo que se merecen pues estar embarazada es una etapa muy especial en la vida de una mujer, en la que se necesita doble amor y doble cuidado para que lo sienta esa pequeña persona que viene en camino.  =)

embarazadas

Aquí me tienes haciendo Sarvangasana en silla. ¿A que parezco embarazada de verdad?
Foto (c) Happy Wellness