¿Cómo saber si las clases particulares son buenas para mi?

girl-1246238_640(c) Pixabay

Clases individuales, uno a uno.

Todas las personas somos diferentes y por lo mismo necesitamos diferentes estímulos para el aprendizaje. Algunos se adaptan muy bien a los grupos pero a otros no les es posible por diferentes circunstancias. Las clases particulares son una buena opción para personalizar las sesiones de acuerdo a tu nivel, edad, condición física, disponibilidad, etc. Este tipo de clases te vienen bien si:

•Tienes horarios complicados.

•Eres principiante o practicante y necesitas que te expliquen detalle cómo realizar las posturas.

•Estás embarazada y necesitas realizar tu práctica en casa.

•Tienes poca movilidad y quieres empezar a ejercitarte.

Practicar una sesión personalizada te facilita un aprendizaje más detallado, con un cuidado y una atención, únicos. Con estos beneficios puedes cumplir objetivos de forma más eficaz y desde la comodidad de casa.

 

Postura del niño feliz

bebe(c) Pixabay

¿Quién no tiene en su mente la imagen de un bebé tumbado bocarriba, sonriendo y jugando con sus pequeños pies?

Ananda Balasana, o la postura del niño feliz es una postura de relajación que viene del sánscrito ananda (felicidad), bala (niño) y asana (postura). Con esta postura creamos espacio en la zona lumbar y además hacemos apertura de caderas. Se puede realizar en vez de la postura de Balasna cuando hay lesión en las rodillas y no podemos poner peso sobre ellas. Se puede realizar como contra-postura de asanas de extensión de la columna.

ananda-balasana3(c)Hscripts

Tumbado boca arriba, flexiona las rodillas y coloca las plantas de los pies en el suelo, deberás notar una sensación agradable en la zona lumbar.

Con ayuda de las manos, lleva tus rodillas hacia el pecho y después sujeta con tu manos los dedos de pies, vigila que los tobillos y las rodillas formen una misma línea, y que las plantas de tus pies miren hacia el techo. Inspira, y con la espiración separa un poco más las rodillas dirigéndolas hacia las axilas, sin perder la alineación de los tobillos y las rodillas. Nunca fuerces más allá de tu límite.

Relaja el cuello llevando ligeramente la barbilla el pecho, separa los hombros de las orejas. Mantén la respiración fluída y profunda, dirigiéndola a la zona de las caderas e ingles.

Para salir, sigue sujetando los pies mirando hacia el techo y dirige de nuevo tus rodillas hacia el pecho. Suelta los pies y bájalos lentamente hasta apoyarlos en el suelo. Estira las piernas y relaja.

CONSEJOS:

  • Si tus manos no llegan a sujetar los pies, puedes ayudarte colocando un calcetín o cinturón como extensión de tus manos. Rodea cada uno de tus pies con cualquiera de los dos materiales en zona debajo de las almohadillas y tira con tus manos para que hagan  de palanca. También tienes la opción de sujetarte de los gemelos, o por la parte detrás de tus rodillas.
  • Una  vez colocado en la postura, puedes balancearte suavemente de un lado a otro para dar un agradable masaje a la zona lumbar.

En caso de sufrir lesiones o problemas graves de salud, quiero hacer hincapié en que consultes a tu médico si tienes alguna duda para realizar ésta u otras posturas. Seguro que él puede guiarte. Cuando tengas la información de tu médico, explícasela a tu profesor de Yoga para que adapte la postura de acuerdo a tus necesidades.

¡Que disfrutes de tu relajación!

¿Dónde puedo practicar Yoga y qué material necesito?

yoga-mat-1743203_640(c) Pixabay

Una vez que te hayas decidido por el tipo de Yoga que quieras practicar, lo más básico que necesitas es un tapete o esterilla anti-deslizante y ropa cómoda. También podría servirte de ayuda para realizar tus posturas con comodidad material especial de Yoga como mantas, bloques y cinturones.

¿Dónde practicar Yoga?

La disciplina del Yoga se puede practicar en diferentes lugares, dependiendo de tus gustos y  necesidades.

  • Centros de Yoga.
  • Gimnasios.
  • Parques.
  • En casa con la ayuda de libros y tutorales.
  • Clases particulares a domicilio.

Si te llama la atención el mundo del Hatha Yoga y buscas una persona que te instruya personalmente para comenzar con tu práctica; si eres una futura madre y quieres realizar una actividad física suave y fluida; o eres ya un practicante de Hatha Yoga pero quieres perfeccionar la técnica de posturas básicas; puedes encontrar información más detallada sobre mis clases en el siguiente link:

clases de yoga

¡Gracias por leer! =)

Vuelve a tu respiración

@Thinkingmindspace

Aunque tengas un mal día,
nunca te olvides de volver a tu respiración
para encontrar la calma. =)

  • El estrés modifica la respiración, haciéndola acelerada y superficial pero si le prestas atención y la modificas, tu respiración pude aliviar el estrés.
  • Si prestas atención a cómo tu cuerpo respira te conviertes en testigo de tu persona: de cómo te sientes en el momento presente, tus sensaciones físicas y tus estados emocionales. Por esta razón, la respiración es considerada como un punte entre tu cuerpo y mente.